Trece tristes trances. #2: La proporción áurea

22 Mar

Decía Kierkegaard que nadie cae en la cuenta de la desesperación que provoca la finitud. Y es cierto: nadie piensa en el final mientras pasea por la calle o planea el próximo verano o escucha seguidas sus canciones favoritas, nadie tiene tiempo para aprender a separar lo fundamental de lo que no son más que adornos. En definitiva, nadie piensa en perder antes de que el balón comience a rodar.

Cuando hay cambios en tu vida debes aceptar, además del cambio en sí, los estados transitorios que provocan, la inestibilidad de la que están hechos. Después hay mil maneras de afrontarlos. Yo he aprendido a vivir con los ojos cerrados. Así suelo esperar a que las fuerzas se vuelvan a equilibrar, pienso lo menos posible en lo que ya no está.

Mi estrategia parecía perfecta, infalible. Las cosas llegan, permanecen un tiempo entre tus manos y después se van, o se estropean, o se deshacen o qué se yo. Pasé por alto el verbo “ser”, lo que está y es. Eso es lo irrecuperable, los cambios sin estrategia que valga que llegarán tarde o temprano y para los que yo parezco menos preparado que nadie.

Ahora han comenzado los desequilibrios. Pienso en ella como lo que me une a una época mejor, como la proporción áurea que sostuvo en perfecta armonía tantos buenos años de mi vida. Y es a eso a lo que me voy a aferrar esta vez.

Anuncios

3 comentarios to “Trece tristes trances. #2: La proporción áurea”

  1. Olga B. marzo 26, 2010 a 1:30 pm #

    Yo soy de las que se graban una misma canción quince veces seguida en una cinta. Yo sí sé

  2. Olga B. marzo 26, 2010 a 1:32 pm #

    … que las cosas se acaban.
    (se me partió el comentario, sorry;-)
    Tengo mis tretas, como puedes ver.
    Salu2.
    Me gustan tus tristes trances

  3. Maggie marzo 31, 2010 a 4:05 pm #

    Tus trances dibujan en mí tatuajes de profundo dolor y necesidad de gritar desde muy dentro…
    Se siente y presiente tus ansias de trascender….y déjame decirte amigo que es a través de estos detalles que la vida cobra mayor sentido…
    Estos detalles nos hacen despertar al hecho de que cada cosa es digna de apreciarse desde su proporción áurea…desde ese ángulo perfecto que nos plenifica y nos hace lo que somos….
    Te acompaño en esta excavación hacia bien adentro y te quiero muchísimo aunque nos separe un océano…sé que habrá otra tarde de a 4 compartida y altamente disfrutada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: