Los días de plomo

11 Feb

Lo difícil es tener un sitio por el que empezar a contártelo. Un punto de partida es, muchas veces, la historia en sí. Y daría igual si lo pinto repleto de convencionalismos (“Érase una vez…”), si reconozco con exactitud el día en el que comenzó todo (“Un día de febrero…”) o si finjo que recuerdo cada detalle (“El vestido negro y la fotógrafa, los surfistas, las olas…”).

La historia tiene -no, mejor, DEBE- empezar con buen pie.

Muchas veces he pensado en empezar a escribirla para decirte cómo está todo ordenado en mi cabeza. Y ahora lo tengo casi decidido, creo que ya tengo el principio que buscaba.

Empezaría hablándote del gris del cielo del Norte, de los días de plomo.

Anuncios

Una respuesta to “Los días de plomo”

  1. Olga B. febrero 12, 2010 a 9:26 am #

    Buen comienzo. Cuéntanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: