Mar de invierno

28 Sep

Las calles de esta ciudad son manuales de supervivencia escritos en braille: cuanto más las recorro más adoro tus flores enfermizas y el canto luciferino de Lou Reed.

Te piden que no dejes que el temporal acabe con este estío de colores donde la locura de los poetas abren huecos inmensos como tumbas.

Después de él, ya no habrá ni aroma de almizcle ni de benjuí. Todo languidecerá al ritmo de un atardecer cualquiera. Y en ese momento desaparecerá el guiño de tu otoño del pensamiento, dejándose mecer – amable, caprichoso – por nuestro negro mar de invierno.

Anuncios

3 comentarios to “Mar de invierno”

  1. escribiente septiembre 30, 2008 a 6:59 pm #

    Me encanta esa propuesta táctil para redescubrir una ciudad intentando leer sus manuales de supervivencia con las yemas.

    Y esa atmósfera de transición entre estaciones , tan hermosamente declinante, tan anunciadora de estados pre-melancólicos o, quizá, post-melancólicos si desembocan en la bravura tenebrosa de una mar negra. ¡Qué bello y sugerente¡ Un texto precioso.

  2. mitalia octubre 10, 2008 a 8:02 pm #

    Qué lindo!

    Siempre es un placer volver, vengas de donde vengas.

    Un abrazo virtual.

  3. labuenadelapelícula octubre 12, 2008 a 1:32 pm #

    Um… Lou Reed, benjuí… Y el mar negro, como tus ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: