Otro día en el mundo

13 May

Hacía mucho que no paseábamos durante tanto tiempo. En algún punto ahí detrás, a nuestras espaldas, quedamos anclados arañando caminos en la confusión. No sé cuál de los dos tocó fondo primero. El caso es que no conseguíamos romper barreras como lo habíamos hecho hasta entonces: tú seguías pensando que no era nada y yo, apremiado por encontrar el lugar y la fórmula, sólo alcanzaba a ver los suburbios y sus luces.

Ahora atardece en los barrios del Oeste. Vemos peces sobreviviendo en los charcos de la última inundación y todo pasa como a cámara lenta: mis textos acaban por parecerse demasiado, las tardes son eternas y las sombras en el amanecer de mi calle se estiran hasta parecer tan frágiles como nosotros.

Y el cielo, antes un aliado más, aniquila esta comedia sin compasión.

Anuncios

8 comentarios to “Otro día en el mundo”

  1. a veces yo mayo 14, 2008 a 10:26 am #

    Ahí está el problema: el cielo no siempre es un aliado. Saluditos.

  2. Aldabra mayo 14, 2008 a 10:51 pm #

    tus textos no se parecen, querido, en absoluto… cada uno es único e inigualable

    bicos,
    Aldabra

  3. escribiente mayo 15, 2008 a 6:28 pm #

    No sé si tus textos “se parecen demasiado”, como dices tú; lo único que sé y lo más importante es que son preciosos.

    Me ha encantado saborear la lentitud: ese engranaje que nos deja absortos en una quietud inquietante. Lo he sentido con absoluta nitidez.

    Abrazos, Spender. (Perdona por llamarte mal durante tanto tiempo)

  4. mitalia mayo 16, 2008 a 7:01 am #

    Esta lluvia parece que no trae revolución, sino una pantanosa apatía…
    Veamos si vuelve el sol a iluminarnos.
    🙂

  5. Elbereth mayo 18, 2008 a 10:44 am #

    ¿Sabes que me produce mayor miedo? El tocar fondo y no darme cuenta de ello. El acostumbrarme a vivir allí abajo, en el olvido y la confusión. Me conformo, no con romper barreras, sino con eludirlas. Y eso suena a derrota.

    Magnífica frase: Vemos peces sobreviviendo en los charcos de la última inundación Yo me siento así, como un pez viviendo en un charco, alejado de su río, del mar.

    Te lo he dicho, y te lo volveré a decir: tus textos son delicados, elegantes, líricos, sinceros. No te preocupes por tus “palabras” son bellas, fija tu atención en el cielo, quizá no todo esté tan perdido, ni nosotros mismos.

    Un fuerte abrazo.

  6. Gustavo Camacho mayo 20, 2008 a 2:38 am #

    ¡GRAN ENTREGA DE PREMIOS EN NECESARIA!
    ¡Hay un Premio Dardo 2008 para vos y tu blog!.
    ¡Enhorabuena!

    Gustavo.

  7. Jere mayo 21, 2008 a 12:08 am #

    hola me gusto mucho tu web, te gustaria intercambiar enlaces con la mia?
    posteame en la seccion “nos enlazamos”

    saludos

    http://www.marihuanaloca.com

  8. lamaladelapelicula mayo 25, 2008 a 7:55 pm #

    Te dije que me gustabas para leer de noche, y para leer con tiempo. También me gusta leerte triste. Ya te diré porqué.

    bravo, lindo, lindo de letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: