Ajustar las velas

26 Mar

Vuelvo la esquina esperando el sol que Thomas prometió en su poema, mientras juego con mi destino como Hegel, aderezándolo de polémica y tragedia. Rozando mi piel únicamente encuentro el frío aire que afilamos anoche desde la atalaya. Y quiero correr hacia él, abrazarlo, desabrocharme la camisa y dejar que se clave; escuchar sus acordes crecer, amables y elegantes o adornar mi solapa con sus condecoraciones volátiles de palabras disueltas en el tornado de la cama.

Y era previsible mi fracaso, pero por un momento creí ser capaz de entender su movimiento: un vaivén lineal – como nuestro mar en calma – que dora las señales de tráfico y el amanecer, reptando por el pavimento que crece separándonos constantemente. Lo dejé escapar al llegar a casa y desnudarme frente a la ventana y darme cuenta de que tras los cristales, nada puede afectarme.

Todo resulta en vano ahora. El viento ha cesado y yo ya no tengo ganas de correr.

Anuncios

9 comentarios to “Ajustar las velas”

  1. sparkle sista marzo 26, 2008 a 8:29 pm #

    Estamos de acuerdo.

  2. laura marzo 27, 2008 a 5:01 pm #

    Hay veces que es mejor dejar de correr.
    Aunque cueste. Aunque duela. Aunque escueza más que nada.

    Besitos!

  3. lamaladelapelicula marzo 27, 2008 a 5:34 pm #

    Ajusta lindo, ajusta. Eres un poco cobardica, no ? 🙂

  4. Aldabra marzo 27, 2008 a 7:59 pm #

    me gusta este texto, spender, es muy poético y tiene una imágenes tremendamente poderosas…

    me gusta eso de: “tras los cristales, nada puede afectarme”… porque me da la sensación de refugio, de protección… de algo acogedor después de ese aire afilado…

    me gusta que el texto sea todo melódico, es decir, se desenvuelve dentro de la misma línea y resulta como muy “sin sobresaltos”…

    bueno, ahora no sé explicarme mejor… je je je… espero que entiendas lo que quiero decir…

    y el final es muy rotundo sin perder ese toque poético del resto del texto… aunque he de reconocer que no es un texto facil, he tenido que leerlo varias veces para quedarme con todo el contenido (seguro que aún me queda alguna cosilla pero…)

    me ha encantado, en serio…

  5. Elbereth marzo 28, 2008 a 7:53 pm #

    ¿Por qué demonios iba a ser previsible tu fracaso? Me ha gustado la imagen esa en la que te he visto desabrochándote la camisa y corriendo contra el viento., y en la que te desnudas frente a la ventana.

    ¡Y no pienses mal! jajjajajajjaaj

    Un abrazo muy fuerte.

    P.D Tienes que escribir más a menudo…

  6. escribiente marzo 28, 2008 a 8:53 pm #

    El viento frío, el del norte, ¡es tan purificador¡ Limpia telarañas pulmonares y mentales.

    Y el del sur, el cálido, ¡tan ensoñador¡…Sé que en la infancia volé en su arrullo cuando subía al muro de la fuente para lanzarme contra él mientras convertía en alas mi abrigo; y cuando corría ruidosamente entre remolinos de hojas secas de plátano sus turbulencias templados me hicieron sentir un mundo sólo para mí y para su silbido embaucador….Detrás de la ventana nada te afecta, pero su sonido ulula buscando…

    ¡Qué buen poeta eres¡

  7. Ju marzo 29, 2008 a 1:40 pm #

    ”darme cuenta de que tras los cristales, nada puede afectarme.”

    En mi burbuja… soy feliz. Yo también me apunto a esta frase. Siempre escribes algo que me hace pensar.

    Saludos!

  8. escribiente marzo 29, 2008 a 6:18 pm #

    ¡Qué honor que hayas pasado por mi refugio virtual, y qué ofrenda tus palabras¡

    Cuando alguien te sonríe es sencillo, y casi automático, devolverle la sonrisa.

    Me encanta cómo escribes y , aunque no suelo dejar huella, visito asiduamente tu blog, pero eso no te obliga con el mío.

    Preferiría no obligarte, o mejor, “preferiría no hacerlo”, parafraseando a otro escribiente, el de Herman Melville. Un cuento perfectamente enigmático:

    “Conciban un hombre por naturaleza y por desdicha propenso a una pálida desesperanza. ¿Qué ejercicio puede aumentar esa desesperanza como el de manejar continuamente cartas muertas y clasificarlas para las llamas?”

  9. Florie abril 12, 2008 a 11:43 am #

    Me has dejado sin palabras.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: