Breve inciso (II): soliloquio

22 Ene

Me senté a observarla abrazado a mi botella llena. La pude ver desde todos sus ángulos, pasando deprisa de un lado para otro, rozando con sus movimientos los marcos de las ventanas y puertas. La vi a través del ojo de mi vaso para intentar deformarla a mi mirada. Me privé de la vista para tratar de imaginármela moviéndose torpemente, sin ese dibujo de su falda bailando por encima de sus piernas, desafinando en aquel tarareo con el que me cautiva y me envenena.

¡Cuántas veces hubiera deseado saltar sobre su garganta implorando “sé imperfecta, miserable”! ¡Cuántas veces hubiera pedido a mi amor menos devoción y más valentía!

Pero nada de eso funcionaba. Todo proseguía bajo su ritmo sincopado y perfecto, turbándome cada segundo y robando de este estrato atmosférico todo mi oxígeno. Y en mi último trago me rendí. Y dejé caer mi admiración afilada en los dos agujeros profundos de mi pecho para esperar a que todo siguiera su curso natural: decidí morir privado de cordura a sobrevivir sin sus benditas melodías.

Pedí otra botella para matar el Tiempo – que tiene la vida tan dura – y para acelerar la Vida, que sin ella pasa tan despacio.

Anuncios

4 comentarios to “Breve inciso (II): soliloquio”

  1. OEN enero 22, 2008 a 9:59 pm #

    Eso digo yo menos devoción y más valentía jajaja un abrazo 😉

  2. isilrod enero 23, 2008 a 8:42 am #

    Ni tú pareces un tipo que le guste que le regalen demasiado las orejas ni yo soy alguien demasiado dado al peloteo.

    No obstante, sólo por curiosidad:

    Eres consciente de que eres la leche, ¿verdad?

    (porque si no lo sabes ya te lo digo yo ;))

  3. la buena de la película enero 23, 2008 a 1:57 pm #

    Al final los valientes mueren fusilados. Sin embargo, sí, a veces daríamos todo por ser los valientes fusilados antes que los devotos consumidos por el tiempo. Siempre he creído que para ser valiente hay que estar un poco loco, lo justo, pero es necesario.

    Eso sí, me alegro de que sólo haya sido un inciso.

    Ah, la próxima vez pide otra botella para mí.

  4. Florie enero 24, 2008 a 9:44 pm #

    Creo que ya alguien dijo esa frase, y por otra parte no tengo idea de las circunstancias de este texto, pero en serio, habla con ella!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: