De política global y miopía

4 Oct

Como si de un tiovivo se tratara, la clase política sigue bordando las artes del despiste, moviéndonos entre grandes enemigos y enormes héroes que vienen a salvarnos de los gravísimos peligros que nos acechan.

Unos se dedican a tapar sus gobiernos inoperantes con guiños a sus supuestos ancestros, convocando consultas que se dicen democráticas pero que poco escucha las necesidades de los ciudadanos de a pie y que le sirve para silenciar las deficiencias graves en una sociedad basada en la teoría de los dos tercios, que se cree que es la cantidad de población que opina que todo les va lo suficientemente bien como para que no quiera cambiar ninguna de las injusticias que a ciencia cierta conocen y por tanto, la parte de la sociedad que acaba volviéndose “más papista que el papa”.

Otros aprovechan las circunstancias para seguir publicitándose quizá sabiéndose en buena posición para reeditar el poder y seguir cediendo en cuenta gotas las políticas que prometieron, con el único afán de mantenernos frescos sus más que dudosos logros. Y sonriendo, que viene la foto.

Los hay que aún patalean y en sus fueros internos maldicen la única ventaja de este “decorado democrático” en el que vivimos: la posibilidad de cambiar de incompetentes cada cuatro años. Lloran, hurgan en sus heridas, sabedores de que la única forma de perpetuarse en sus bonitos despachos con vistas, en su posición de directores de un tráfico de influencias simplemente escandaloso, es lograr el poder de cualquier manera. Sólo así se puede pueden entender los atropellos, los insultos a la inteligencia de la gente que se cometieron hace casi una legislatura.

Triste es ver cómo se insulta a diario el concepto de “izquierda” por los que enarbolan banderas marxistas-leninistas con una mano y con la otra hablan de independencia y practican un racismo cultural incomprensible, hablando de nuevas naciones en un siglo, el XXI, que sigue cometiendo los mismos errores que ya han provocado conflictos armados anteriormente. Y también nos insultan aquellos que niegan la mayor, aquellos que por una simple consejería matarían a sus familias, dan el poder a la derecha y además se atreven a mirar para otro lado por si les da la risa.

Los debates estériles, señores políticos, aquellos que sólo interesan para arañar los votos de los que desayunan, comen y cenan con la política – digo, politiqueo – de aquellos que realmente siguen pensando que son únicos, que sus culturas milenarias son su patrimonio, han dejado de servir ya para quien esto escribe. Porque se acabó el vivir anestesiado con problemas de los que no habrá solución hasta que las ventanas de la política y la educación (ni una sola cultura es patrimonio de nadie, sino de toda la humanidad) se abran y ventilen esta habitación.

Mientras tanto, levanto la voz porque discrepo, discrepo profundamente del concepto de mundo que nos han dado para amamantarnos y que ignoran –por suponerlo evidente – para entretenernos en una especie de debate à la reality show, demagógico y miope. Sr. Ibarretxe usted preocúpese de los vascos y vascas, hombres y mujeres, gatos y perros, tortugas y palomas mensajeras o lo que considere oportuno. El mundo seguirá yendo mal mientras usted trata de solucionar los problemas de identidad de un puñado (porque no es más que eso) de personas pudientes cuyo único objetivo es buscar la manera de enriquecerse más. El día después, si es que lo hay, de su consulta nada habrá cambiado y, por descontado, pasará usted a la historia como otro político más que se cruzó de brazos para ver como el mundo sigue desconchándose a diario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: